Ray de Lima Jueves, 10 diciembre 2015

Lima Enferma: la historia de cómo una de las pelis peruanas más dementes se perdió por 10 años

Imagen: Ray Ray Afrika

Imagen: Rafael Ray

¿Te imaginas dirigir una película y 10 años después olvidarte de haberla hecho? Algo así le pasó al director peruano Fermín Tangüis con ‘Lima Enferma’, quizá una de las más fascinantes y pastrulísimas películas dejadas al olvido por el Perú.

Filmada entre 1998 y 1999, ‘Lima Enferma’ cuenta varias historias paralelas incluyendo la de una computadora que se enamora y secuestra a su dueño, una chica que es persuadida por un tacho de basura parlante a que realice un aborto y una cineasta que vende su ADN para que hagan clones obreros en réplica suya para poder financiar su película independiente. Una hora llena de demencia y ciencia ficción urbana que se adelantó más de una década a temáticas de películas como ‘Her’ y ‘La Isla’.

Foto 1

¿Por qué nunca llegamos a ver esta película en los cines?

La respuesta corta es porque, comparada a otras películas nacionales estrenadas en 1999 (como Pantaleón y las Visitadoras), ‘Lima Enferma’ no cuenta con el mismo presupuesto y calidad de post producción. Siendo el director perteneciente al movimiento noventero del Video Independiente, la película fue realizada con un presupuesto bajísimo de alrededor de $1000 y toda la ayuda posible de amigos y compañeros audiovisuales. Nos cuenta Fermín:

“Lima Enferma es completamente autofinanciada. Las reuniones con los actores y los técnicos eran en mi casa o en algún bar cercano. Por lo general todos eran amigos o amigos de amigos que llegaban porque querían trabajar conmigo. En medio del rodaje pasaba de todo. Tuve que retirarme dos meses por una hepatitis que me dio y encima de eso el país estaba convulsionando porque [Fujimori] quería ser reelecto por tercera vez, los vladivideos salían a la luz como pan caliente y Lima estaba llena de marchas, protestas y gases lacrimógenos”.

foto 2

Imagen: Rafael Ray

Fermín Tangüis por Skype, durante el conversatorio después de la proyección de su película en Videoteca Choliwood, quizá haya sido el contexto complicado lo que haya hecho que el largometraje reciba una recepción fría por la audiencia local. Después de solo dos proyecciones en el ICPNA y en La Noche de Barranco, ‘Lima Enferma’ pasó al olvido, incluso de su propio director quién perdió el archivo del corte final, quizá en una maleta entre mudanzas. Fue solo en el 2011 (o 2012; nadie está 100% seguro) que el cineasta peruano Diego Vizcarra encontró entre los archivos del CCPUCP una copia sin finalizar de ‘Lima Enferma’ y se la entrega a Fermín Tangüis.

Es así que el director vuelve a musicalizar su película y, después de algunas ediciones, la termina por digitalizar y subir a Youtube para nuestro deleite:

Hoy en día aunque el cine comercial en el Perú ha empezado a crecer con un ímpetu jamás antes visto, a la par existe un cine subterráneo, no comercial, dedicado a la exploración de ideas dementes usando presupuestos casi inexistentes. Ya que estas películas no llegan a estrenarse en cines grandes, usualmente no llegamos a enterarnos siquiera que existen a pesar del tremendo esfuerzo que ponen por su parte los realizadores.

Nos cuenta Fermín:

“El movimiento de Video Independiente de los 90’s podemos verlo como un acto disruptivo. Nace de la necesidad de que sucedan cosas en una ciudad precaria como la Lima de los 90’s. En donde al igual que hoy, si quieres hacer las cosas de la manera oficial (en el rubro cultural específicamente) todo sucede en cámara lenta. Este movimiento es una alternativa al modelo oficial de cómo hacer cine en el Perú. Desde su financiación (muchas veces trueques o apoyo incondicional sin pedir nada a cambio o muy poco) pasando por su realización (sin camiones de luces y de cámaras, con personal mínimo de a veces hasta 3 personas como equipo técnico) hasta llegar a su distribución y proyección (en locales alternativos fuera del circuito comercial) el video independiente rompe el molde y plantea un nuevo escenario para el desarrollo de una industria audiovisual sostenible e independiente”.

Imagen: Rafael Ray

Imagen: Rafael Ray

¿Cómo dejar de perdernos la movida de cine actual?

Yendo a las proyecciones independientes a las que probablemente te invitan tus amigos audiovisuales en Facebook, siguiendo la agenda de pelis peruanas en páginas como Cinencuentro, o acudiendo a cineclubs locales como Videoteca Choliwood donde películas como la de Fermín son exhibidas gratuitamente.

En el más flojo de los casos, métele Play al link de Youtube de ‘Lima Enferma’. Podrás ver temas dementes, visuales retro, tachos que hablan y una muy joven Norma Martínez realizando entrevistas con un micrófono rarísimo en forma de murciélago. Si no te gustan estas cosas, al menos pásasela a tu amigo pastrulo. Te lo va a agradecer.