Lima , Ray de Lima Miércoles, 13 mayo 2015

Marcha por una Lima planificada ¿Las manifestaciones políticamente correctas podrán cambiar nuestra ciudad?

Fotos: Animal Social

Retiraron todas las alusiones a Castañeda. Foto: Luis Alonso Norabuena.

 

Alrededor de las 7pm en punto la marcha empezó a alejarse de la Plaza Neptuno (al lado del Parque de la Exposición) con rumbo hacia el Parque Kennedy en Miraflores. Deteniéndose solo en la Plaza Bélgica (donde ha ido continuando el campamento contra la toma del bypass) y en algunas luces rojas, la turba se movilizó tranquilamente a través de varios distritos junto con la escolta policial. No hubo incidentes de violencia y, fuera de un cohetón que explotó en la terraza del techo de la Tiendecita Blanca en el Óvalo Miraflores, no hubo ningún muestra de transgresión por parte de los participantes de la marcha.

La convocatoria a la manifestación fue realizada principalmente por la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima (UDEAL) quienes una semana atrás habían logrado, a través de un plantón, que el Colegio de Arquitectos del Perú (CAP) retracte sus pronunciamientos frente a las acciones urbanísticas de la Municipalidad de Lima. El argumento de UDEAL era que debían tomar una posición más fuerte contra la Municipalidad, que las asociaciones de arquitectos no solo deben hacer observaciones tenues sino tomar mayor iniciativa en la crítica y participación de los planes urbanísticos de Lima. Esto incluye temas como la construcción del bypass en el Centro de Lima, la construcción del tercer carril en la Costa Verde (detenida por intervención de la Marina de Guerra del Perú), la desaparición del Plan 2035, etcétera.

 

Con los movimientos activistas de los estudiantes de arquitectura, hubiese esperado una actitud más agresiva contra la Municipalidad durante la marcha pero sorprendentemente este tipo de aclamaciones fueron desincentivadas por los organizadores. Durante la marcha se pidió constantemente que no se hagan referencias al alcalde Luis Castañeda Lossio o directamente en contra de la gestión de la Municipalidad. Las arengas iban más con un espíritu de “Por favor Municipalidad, empiecen a hacer las cosas bien” que de “Castañeda vete a la concha de la lora.”

Cuando la marcha llegó al Óvalo Miraflores se armó un tipo de mitin con un megáfono a través del cual hablaron varios arquitectos, urbanistas y activistas incluyendo los surfers de la costa verde. Mientras uno de ellos hablaba un miembro de la marcha plantó sobre el pasto un muñeco de Castañeda con cuerpo y cachos de diablo. Los miembros del UDEAL retiraron el muñeco de inmediato. Considerando que durante las manifestaciones anteriores la UDEAL exigía que el CAP tomase una posición más fuerte y crítica, este tipo de acciones de despolitización resultaron sorprendentes y confusas.

Durante el mitin del Óvalo Gutiérrez un grupo de unas veinte personas se mantuvo al lado opuesto del óvalo, dando espalda hacia los discursos. Se trataba de algunos participantes del movimiento ‘Toma el Bypass’ que habían estado acampando durante semanas en la Plaza Bélgica, organizando charlas informativas y usando sus cuerpos como escudos humanos la construcción del bypass. Con el mitin aún llevándose a cabo, este grupo partió hacia los bares con una clara muestra de descontento.

“Las acciones urbanísticas que está tomando la Municipalidad no son un error accidental que tenemos que pedirles que rectifique, son hechas a propósito por un alcalde al que no le importan las consecuencias de sus cagadones tendrán sobre nuestra ciudad,” declaró un manifestante tomando cervezas en Pollos Piers una vez terminada la marcha. “¿Cómo pueden decir que no es un tema directamente político?”

Mientras tanto, a la Municipalidad le resultó fácil ignorar la marcha y no se ha manifestado en lo absoluto con respecto a ella. Seguiremos viendo cómo se desenvuelve este tema en nuestra ciudad, si se logra implementar el tema político en el argumento, y también si la gente que marcha deja de pelearse por quién pone su cartel en el frente de la manifestación.